Más

    Microsoft reconoce que fue demasiado insistente con la actualización de Windows 10

    La actualización a Windows 10 generó cierta controversia entre los usuarios. Microsoft, convencido de las ventajas de su sistema operativo fue agresivo intentando convencer a los usuarios de actualizar a Windows 10. Era una oferta temporal y gratuita y Microsoft no quería que la gente se quedase sin actualizar.

    Microsoft reconoce haber sido muy agresivo con la actualización a Windows 10

    Uno de los momentos más críticos fue cuando cambió el comportamiento del asesor de actualizaciones y al cerrarlo no cancelaba la actualización y la preparaba en segundo plano. Chris Capossela, Director de Marketing en Microsoft, ha indicado para el Windows Weekly que fue el momento en que la compañía fue demasiado lejos. Los usuarios comenzaron a quejarse de comportamientos inesperados en una ventana de tiempo de dos semanas.

    “Queríamos que la gente actualizase a Windows 10 por su seguridad, pero teníamos que encontrar el equilibrio donde no nos pasásemos de agresivos. Durante la mayor parte del año fue correcto, pero hubo un momento donde la opción de cerrar no significaba cerrar” indicaba Chris Capossela.

    Tras un par de horas supieron que habían ido demasiado lejos y, tuvieron que lanzar una actualización que cambiase ese comportamiento. Esas dos semanas tuvieron un impacto negativo y fueron muy dolorosas. Chris Capossela indicaba que han aprendido al respecto.

    Con esta entrevista, Microsoft ha confirmado los problemas reales que hubo y cuando tuvieron lugar. Una actualización que tuvo sus luces y sombras y de la que esperamos que hayan tomado buena nota en Redmond para el futuro.

    Comentarios

    Te puede interesar

    Mas leídas

    Presentamos CloudMasters, el primer observatorio Cloud en el que colaboran profesionales de más de 100 empresas expertas en soluciones Cloud y Multicloud que operan en España.

    Otros temas de interés