Más

    Las claves de Microsoft para que no vuelva a suceder un ciberataque como WannaCry

    La semana pasada, el viernes, tuvo lugar uno de los mayores ciberataques vistos hasta la fecha. El ataque del ransomware WannaCrypt empezó primero en España y Reino Unido y rápidamente se extendió a otros países rápidamente. Este ataque bloqueaba a los usuarios sus archivos y se les exigía el pago de un rescate.

    El origen y las consecuencias de WannaCrypt

    WannaCrypt se basa en los fallos de seguridad robados a la Agencia de Seguridad Nacional Americana (NSA). Ese robo se confirmó este año y, hace un mes, Microsoft lanzaba un parche de seguridad para corregir esta vulnerabilidad y proteger a los usuarios de Windows. Este parche protegía a los equipos que permitían a Windows actualizar de manera automática. El problema es que había multitud de ordenadores que no actualizaron. Por eso, hospitales, empresas, gobiernos y ordenadores domésticos fueron infectados.

    El WannaCryptEsto nos permite ver un ejemplo de un ransomware, uno de los tipos de ciberataque. Desgraciadamente, los clientes y ejecutivos ya se han acostumbrado a los términos “zero day” y “pishing” que son algunas de las herramientas para atacar a los individuos e infraestructuras.

    Brad Smith, presidente y responsable legal de Microsoft, comenta que se toman en serio cada ciberataque en Windows. Llevan trabajando desde el viernes ayudando a todos los clientes que se han visto afectados por este incidente. Esto incluyó la decisión de proporcionar asistencia a los usuarios que utilizan sistemas operativos antiguos y sin soporte. Esto permitió ayudar a aquellos que se habían visto afectados por este ransomware.

    Como evitar que pueda suceder otro ciberataque

    Este ciberataque nos permite llegar a ciertas conclusiones y reflexionar para el futuro. Una vez se ha solventado la crisis de este ransomware, hay que aprender y prepararse. Desde Microsoft consideran que hay tres áreas fundamentales de trabajo para que toda la industria se beneficie en un futuro.

    Como empresa tecnológica, en Microsoft tienen la responsabilidad de localizar los problemas. Aunque algunos no lo crean, Microsoft es de las empresas que responde más rápido frente a los ataques. Tienen en plantilla más de 3500 ingenieros de seguridad y trabajan para comprender  y solventar las amenazas de ciberseguridad. Esto incluye nuevas funciones de seguridad y actualizar de manera constante el Servicio Avanzado de Protección contra Amenazas para detectar y evitar ciberataques. En este caso con el lanzamiento en marzo de un parche de seguridad, una actualización este viernes en Windows Defender para detectar el ataque WannaCrypt y trabajando con los clientes.

    Según Brad Smith
    Este ataque demuestra que la ciberseguridad debe ser una responsabilidad común de las compañías tecnológicas y los clientes. El hecho de que muchos clientes permaneciesen vulnerables dos meses después del lanzamiento del parche demuestra la necesidad. A medida que los ciberdelincuentes son más sofisticados, no hay otra manera de protegernos que no sea actualizando nuestros equipos, sino luchamos los problemas del presente con herramientas del pasado. Este ataque es un recordatorio para que las grandes empresas actualicen sus equipos.

    Por último, desde Microsoft comprenden la situación de la estructura IT actual y los retos de las actualizaciones. Por ello, en Microsoft quieren ayudar al personal IT y que las actualizaciones de seguridad lleguen a todos los entornos IT. El otro problema que se puede obtener de este ataque es el fallo de las instituciones gubernamentales por ocultar las vulnerabilidades encontradas. La CIA y la NSA disponían de esta información y esto ha afectado a muchos usuarios en todo el mundo. Las vulnerabilidades en manos del gobierno han llegado al dominio público causando un gran daño. Según Brad Smith es lo equivalente a lanzar un misil Tomahawk.

    Comentarios

    En directo: Picacódigo

    Te puede interesar

    Picacódigo

    Mas leídas

    Otros temas de interés