Después de superar los excesos de los turrones y continuando nuestro artículo anterior sobre discos virtuales llega el momento de darle valor a nuestros datos. Explicaremos las utilidades de los sistemas RAID (no tiene ninguna relación con matar mosquitos) y desarrollaremos cómo configurarlo en nuestros equipos. El RAID se puede traducir como array de discos redundantes. Esto significa que los datos se distribuyen en un conjunto de discos para mejorar el rendimiento y seguridad de los datos.

La tecnología del RAID se lleva utilizando desde hace muchos años en entornos profesionales para obtener mayor seguridad en los servidores y para mejorar el rendimiento. Comúnmente, el funcionamiento del sistema raid consiste en usar varios discos para almacenar la información distribuida en diferentes discos, de tal forma que se obtiene una mayor tolerancia a fallos. Dependiendo del tipo de RAID, podrás obtener mejor rendimiento en los datos o mayor seguridad. Esto lo veremos en este artículo.

Existen varios tipos de RAID, pero siempre debemos diferenciar lo más importante: si es un RAID por hardware o por software.

  • Los RAID por Hardware, requieren una tarjeta controladora en nuestro equipo. La tarjeta realizará las funciones de distribuir los datos y securizar la información. Son los más seguros y no utilizan ni memoria ni CPU de nuestro equipo para realizar su función ya que la tarjeta dispone de memoria cache y CPU.
  • Los RAID por Software, no requieren una tarjeta una añadida. Por lo tanto, son más económicos y no tienen esa limitación. Sin embargo, en su contra, no permiten tener seguridad a nivel de sistema operativo. Es decir, solamente se pueden realizar en los discos de datos, no donde está instalado el sistema operativo.

Si queréis tener más detalle sobre las diferencias entre los tipos de RAID Software y Hardware, podéis consultarlos aquí.

Niveles de RAID

De los niveles de RAID existen aproximadamente 12 tipos. Adjuntamos una descripción de los más comunes:

  • RAID 0: Su principal ventaja es que ofrece mejor rendimiento de los datos, pero tiene grandes inconvenientes. El inconveniente principal es que cualquier fallo en un disco provoca una pérdida de datos del raid 0. Se recomienda para edición de vídeo y fotografía.

  • RAID 1: Este tipo es uno de los más usados. Su ventaja principal es que duplica los datos en modo espejo en los dos discos y mejora el rendimiento de lectura de datos. Consigue protección a la pérdida de datos y en caso de rotura de un disco no se pierde ningún dato. La desventaja principal es que el almacenamiento se duplica y por tanto perdemos capacidad de un disco. Con 2 discos de 1TB solamente conseguiríamos almacenar un 1TB de información. Se recomienda para ficheros y bases de datos.

  • RAID 5: Este tipo es prácticamente el mas usado. Su ventaja principal es que consigue rendimiento similar al del RAID 0 pero con protección a pérdida de datos. Distribuye los datos en diferentes discos y su paridad. Su desventaja es que se pierde una parte de almacenamiento, pero no tan grande como en el RAID 1. Requiere un mínimo de 3 discos y es ampliable. Se recomienda para aplicaciones y uso general.

  • RAID 1+0: Suele llamarse RAID 10. Consiste en un doble RAID que es una separación de dos RAID1. De esta manera, conseguimos rendimiento y protección de datos, aunque últimamente se está sustituyendo por conjunto de RAID 0+1+5.

Podéis encontrar todos los detalles de los tipos de RAID aquí.

Importante:
Todas las configuraciones explicadas a continuación pueden generar una pérdida de datos en tu equipo. Se recomienda estudiar las posibilidades más adecuadas para tu configuración. En Windows, utilizaremos la creación de RAID por software denominados espacios de almacenamiento.

Creando nuestro RAID por software en Windows

Antes de realizar ninguna acción, debemos saber que no podremos realizar RAID de nuestro disco de sistema operativo y que al hacer un RAID se realiza un formateo de los discos.

Los espacios de almacenamiento en Windows permiten agrupar dos o más discos físicos en un grupo de almacenamiento para usar como volumen de datos. De este modo, se consigue una protección de datos.

Para crear este tipo de grupo en Windows 10, necesitaremos contar con al menos dos discos duros además del disco donde tenemos instalado Windows 10. Los tipos de discos duros pueden ser:

  • Disco duro externo, conectado mediante USB a nuestro equipo.
  • Disco duro interno, instalado dentro de nuestro PC.

Configurando nuestro espacio de almacenamiento

Una vez tenemos instalados nuestros discos duros, vamos al Panel de Control en el apartado seguridad y seleccionamos la opción de Espacios de almacenamiento.

Aquí, seleccionaremos crear un nuevo grupo de seguridad y espacios de almacenamiento.

Importante:
Tenemos que ser cuidadosos con las acciones realizadas en este menú ya que pueden repercutir en nuestro sistema y se pueden borrar datos de los discos duros.

En este momento, nos aparecerá el menú de espacios de discos. En el menú principal, podemos observar la configuración de discos de nuestro equipo y los discos duros instalados en el sistema. Para crear un grupo, podemos seleccionar el disco o los discos donde efectuar acciones y pulsaremos la opción Crear grupo.

Al seleccionar Crear grupo, se procederá al borrado del disco y nos aparecerá una ventana con las opciones correspondientes de creación de nuestro grupo. Deberemos indicar las opciones separadas en diferentes secciones:

  • Nombre del grupo.
  • Letra de la unidad del grupo.
  • Establecer el sistema de archivos para el grupo que siempre será NTFS para compatibilidad.
  • Asignamos el tamaño a utilizar.

Sección Resistencia (Este es el modo del RAID):

  • Simple: Esto es un RAID 0. Para que tenga utilidad, requiere dos discos ya que con un disco no es óptimo.
  • Reflejo doble: Así es como llama Windows al RAID 1 y este requiere dos discos debido a que realiza un espejo de los mismos.
  • Reflejo triple: Es igual que reflejo doble, pero efectúa dos copias y se requieren tres discos.
  • Paridad: Así es como llama Windows al RAID 5, requiere tres discos.

La configuración más utilizada cuando tenemos dos discos es Reflejo doble y si disponemos de tres discos la opción de es Paridad.

En nuestro ejemplo, crearemos un RAID0 de un disco (No dispongo de dos discos libres), en la unidad X: y le pondremos el nombre WindowsInsider. Una vez seleccionadas las opciones para proceder a la creación, pulsaremos en «Crear espacio de almacenamiento».

En este momento, nuestro equipo procederá a la creación del RAID. Veremos que aparecen unas ventanas de creación de espacio, formateando el grupo y deberemos esperar a su finalización.

Una vez finalizado, se montará la unidad X en nuestro sistema y veremos que está en funcionamiento. Aparecerá la ventana que podéis ver en el cuadro inferior. Siempre se podrá acceder a ella en el panel de control.

En espacios de almacenamiento se visualizan el estado de los discos físicos y del volumen de datos creado en nuestro sistema.

Cambiando configuración del grupo de almacenamiento

Una vez tenemos nuestro grupo de almacenamiento configurado, siempre tendremos la posibilidad de aumentar el número de discos físicos. Desde panel de control/seguridad/ espacios de almacenamiento, podemos ver el estado y realizar funciones de configuración. Una de las funciones más destacada es Agregar unidades.

Para proceder a la ampliación y añadir mas unidades, el primer paso siempre será pulsar «Cambiar configuración».

Una vez pulsado, se desbloquearán las opciones que permitirán agregar más discos a nuestro RAID. Ahora ya podremos seleccionar «Agregar Unidades».

Al seleccionar la opción, nos aparecerán los discos de nuestro sistema para agregar en nuestro volumen de datos.

En esta ventana es donde podremos seleccionar nuestro nuevo disco, y agregar una unidad de disco. Tened en cuenta que este procedimiento formateará el disco añadido en el grupo y le aplicará la configuración.

Reparando el volumen.

Cuando los discos mecánicos tienen un largo tiempo de vida, suelen dejar de funcionar o dar problemas. Si en nuestro volumen tenemos un disco roto o defectuoso, nos aparecerá una advertencia, pero no perderemos los datos. En estos casos, debemos sustituir el disco con el procedimiento explicado anteriormente de cómo añadir un disco. Desde el menú de espacio de disco, tenemos una sección para ver el estado de los discos físicos. Si detectamos una alerta de sistema y el estado del disco es incorrecto, deberemos sustituir ese disco físico.

El mantenimiento del volumen es importante porque si tenemos un disco defectuoso, lo deberemos sustituir lo antes posible. En el momento que fallen dos discos, perderemos los datos.  Por ello, siempre deberíamos tener un funcionamiento óptimo del volumen y sustituir los discos con fallo.

 ¿Cómo veis los RAID? ¿Veis la utilidad para los espacios de almacenamiento? ¿Crees que es suficientemente por software o prefieres raid por hardware? ¿Cuál es la utilidad que le vas a dar? Cuéntanos tus inquietudes.

17 Comentarios

  1. No estoy seguro, pero los grupos de almacenamiento está muy lejos de ser un RAID. Es una característica de NTFS, que permite extender el sistema de ficheros en varios discos (digamos que cuando se acaba un disco, empieza con el siguiente). Tiene la ventaja de que se pueden ir añadiendo discos según se necesita. Pero no se gana ni seguridad ni rendimiento.

    Los RAID (creo) que no se pueden modificar el tamaño una vez montados. Pero se gana rendimiento (incluso en los RAID 0).

    • Tal como comentas, si te fijas en el articulo comenta que la resistencia puede ser simple o puede ser Reflejo doble. Y así es como llama Windows al RAID 1 y este requiere dos discos debido a que realiza un espejo de los mismos.

      • Para el RAID 0 también se aconseja 2 discos como mínimo. Además que es el único el que suma capacidad.
        Yo tengo dos unidades de 1TB en RAID 0 y el sistema operativo me reconoce 2 TB.

        • Con el RAID 0 lo que haces es sumar capacidad de almacenamiento y que tu equipo lo vea como una sola unidad, pero no añades nada de «seguridad» al almacenamiento. Por decirlo de alguna manera, cuanto tu equipo tiene un solo disco, siempre está en un RAID0. Otros tipos de RAID, como el 5, reparten la información entre los diferentes discos y puede soportar el fallo de alguno de ellos. Eso, combinado con discos en espera, para sustituir al que pueda fallar, llega a dar mucha seguridad en una cabina de discos. En equipos, yo tenía un DELL que venía con un RAID1 de serie (y controladora FÍSICA, por supuesto) (un dell precisión 390) y si cascaba un disco (que lo hizo al cabo de unos años) el equipo seguía funcionando con normalidad. Eso sí, avisándote que ahora era un equipo normal de un solo disco y que sustituyeras el que sea había estropeado para restaurar el RAID1.

          • Se muy bien como funciona el RAID 0, porque tengo uno montado. He realizado pruebas, he editado video con un RAID 0 por software y un RAID por hardware y la verdad, es que por hardware el sistema es mucho más estable y la fluidez durante la edición se nota bastante.
            Por lo demás, has explicado el funcionamiento del RAID 1 y del RAID 5, cosa que ya sabía yo de antemano y que lo han explicado en el artículo… ;)

    • En función del hardware sí que se puede. En mi trabajo tengo cabinas de datos EMC y DELL, con diferentes grupos de almacenamiento y diferentes tipos de RAID. En las EMC por ejemplo, sí que puedo añadir discos a un RAID5 ya creado. En la DELL el sistema no deja, hay que reconfigurar el RAID por completo. Ante la posibilidad de un fallo del hardware, tienen dos controladoras, con diferentes tarjetas de red y varias fuentes de alimentación. Todo está redundado, pero todo es hardware.

  2. Por software no lo recomiendo. No se consigue, ni por asomo, el mismo rendimiento que por hardware, además de que es más susceptible a errores y a falta de rendimiento y optimización.
    Yo siempre recomiendo hacerlo por hardware, con la misma controladora de la placa base o por una tarjeta PCI.
    Yo trabajo con un RAID 0 con una tarjeta PCI y 0 problemas y un rendimiento genial.

    Hay que tener en cuenta, que el único sistema RAID que es más propenso a pérdida de datos es el RAID 0, aunque es el que se consigue una mayor velocidad. Por eso es el que se aconseja para edición de video. Aunque siempre sea necesario tener una unidad externa para copias.

    • No estás en absoluto en lo cierto. Los RAIDs por software consiguen exactamente el mismo rendimiento que por hardware, incluso más, ya que la máquina que ejecuta el RAID normalmente es mucho más potente que cualquier tarjeta dedicada RAID, que tienen microprocesadores muy justos, incomparables con un Intel I7, o ya no hablamos de Intel Xeon E5-E7.

      Tampoco estás en lo cierto en que es más propensa a errores. De hecho ante recuperación de fallos de hardware es mucho mejor. Si se te estropea una tarjeta RAID dedicada, con absoluta probabilidad vas a tener que comprar exactamente la misma tarjeta para recuperar los datos. Incluso hay veces que ni con el mismo modelo se consigue. Una raid por software, si ocurre algo con cualquier cosa de la máquina lo único que hay que hacer es cargar el software de RAID.

      Sobre optimización, aquí ganan por goleada las RAIDs por software. Digo yo que el sistema operativo sabrá mejor como optimizar la carga secuencial en diferentes discos, que se conoce a si mismo, que una RAID por software que lo unico que entiende es de bits que entran y bits que salen.

      Para más peso a todo esto, decirte que Azure (que doy por hecho que ya sabes que es) usa RAID por software. Aquí tienes una comparativa de copia de archivo usando el Raid por Software de Windows 7 y otros dos usando una controladora de la placa base: https://i.ytimg.com/vi/tQiZVoJqyqo/maxresdefault.jpg

      Claramente, el RAID por Software es el más rápido.

      La principal ventaja del RAID por hardware es que puedes ejecutar un sistema operativo sin compromiso en el propio raid. Algo que no tiene por qué ser útil para tí, si usas el raid para acelerar la copia de datos o por resilencia. Puedes tener perfectamente un SSD de 512 MB con el SO y luego dos HDD de 2TB en RAID 0 por software (mi configuración). Esto va a ser mejor que comprarse una tarjeta PCI raid sin NVRAM ni nada por 100 o 150 euros, que no solo no te va a traer ningún beneficio respecto a una RAID por software, sino que también va a causarte problemas cuando se estropee.

      Las RAIDs por hardware buenas pasan todas de los 600 euros.

      • Yo he contado mi experiencia. Monté un raid por software con W7 y era muy inestable. Mas de una vez perdía los datos, y el sistema iba regular. A eso me refería. Hace ya 3 años que me compré una controladora y 0 problemas. Mi controladora me costó unos 300€.

      • Ninguna solución profesional de servidor o cabina de datso contempla un RAID por software, siempre son por hardware, para garantizar un mejor rendimiento.
        … será por algo, no?

        • Viene de una «cultura» de «hacerlo siempre así»… Es como cuando los tipos de los ERPs me dicen que no virtualice porque pierdo rendimiento jajajaj… Hay mucho profesional sin actualizarse.

          • … como todo, depende. Si virtualizas, igual que si tienes una aplicación en un servidor físico, hay que tener en cuenta muchas cosas si afinas en el rendimiento. Procesador, plataforma de virtualización, donde está el almacenamiento, tipo de disco, tipo de RAID (no todos son ideales para bbdd) si es iscsi o fibra,…

          • Yo no me dedico a montar RAID, eso es cosa de otro departamento. Yo te digo lo que me dicen a mi los profesionales que toman las decisiones. En un entorno virtualizado donde tienes cientos o miles de discos, hacer RAID por hardware es un error, eso es lo que me dicen, y yo les creo, sin haberlo estudiado mucho, porque son gente muy buena.

      • El problema de todo lo que va por software, cuando podría ir por hardware es que consume ciclos de procesador. Y aunque vaya más rápido relentiza otros servicios. Que la pérdida de rendimiento sean significativas es otra cuestión.

        Normalmente los Raíz por hardware los reconoce cualquier tarjeta de la marca. Y suelen haber solución ante catástrofes pos software.

        Los Raid por hardware merecen la pena para servidores (si tienes pasta) o si utilizas la que trae la mayoría de tarjetas que hay en el mercado.

      • Yo incluso he usado las de software en entornos de producción con servidores y van muy bien. He usado la de Windows 2012 R2 Server

Comments are closed.