Cada mes los usuarios de Windows 10 recibimos, al menos, una actualización. Las conocidas como acumulativas normalmente traen cambios menores, mejoras en la seguridad, algunas novedades poco importantes,… Pero no deja de ser un pequeño quebradero de cabeza para el personal IT que vela por el buen funcionamiento de toda la infraestructura.

Así son las acumulativas delta y así se marcharán

Especialmente diseñado para ellos Microsoft lanza las actualizaciones delta, que permite actualizaciones más ágiles sin perder ni un elemento de seguridad añadido. Las otras dos actualizaciones son conocidas como Full Update (actualización completa) y Express Update (actualización exprés). La primera descarga todos los componentes que han cambiado desde la última actualización. La actualización exprés, por su parte, descargará actualizaciones diferenciales para cada componente y tan solo contendrá lo estrictamente necesario. Las actualizaciones delta estarían en un punto intermedio, descarga todos los componentes aunque tan solo hayan cambiado unos pocos archivos.

Las actualizaciones delta están disponibles para las versiones 1607, 1703, 1709 y 1803 de Windows 10 pero Microsoft ha informado que una vez termine el soporte a esas versiones las actualizaciones tipo delta desaparecerán. También han anunciado que a partir del 12 de febrero del próximo año 2019, la compañía cesará la creación de actualizaciones delta y se centrarán en las actualizaciones exprés.

«Las actualizaciones exprés son mucho menos pesadas y simplificando las opciones disponibles para las acumulativas se reducirá la complejidad para los administradores IT», ha dicho Mike Benson, de Microsoft, en el post donde ha sido anunciado este movimiento.