Pese a que Microsoft está terminando de preparar Redstone 5 que llegará en un par de meses, la compañía ya comenzó a trabajar en las nuevas funciones de la próxima versión que de momento se conoce con el nombre de «19H1» y que será lanzada en primavera (hemisferio norte) de 2019.

InPrivate Desktop: un sandbox de Windows

Esta nueva característica de la que os hablamos, según podemos leer en bleepingcomputer sería un entorno sandbox, esto es, una especie de máquina virtual totalmente aislada del resto del equipo que cada vez que se cierra, se reinicia y que se suele utilizar por ejemplo para instalar en ella aplicaciones en las cuales todavía no confiamos por si, por ejemplo también, se tratase de un virus, no se dañe nuestro equipo y que nos permite «jugar» en ella sin que los cambios producidos afecten a nuestro equipo.

https://i0.wp.com/www.miracle-recreation.com/wp-content/uploads/2016/09/1140.jpg?w=640&ssl=1

Microsoft ha decidido llamarlo así, basándose en el modo InPrivate de Microsoft Edge y se espera que esta característica llegue a Windows 10 Enterprise cuando salga «19H1», en primavera en el hemisferio norte.

InPrivate Desktop

También Microsoft ha confirmado que requerirá por lo menos 4 GB de RAM, 5 de espacio en el disco y mínimo una CPU de dos núcleos, además de capacidades hypervisor habilitadas en BIOS.

Recordemos que la primera compilación de 19H1 se lanzó en el anillo Skip Ahead hace un par de semanas.