Ayer Qualcomm anunció en Hawaii su último buque insignia en cuanto a procesadores de dispositivos móviles se refiere: el Snapdragon 855.

El primer procesador pensado para redes 5G

Así es como lo presentaban ayer: «Es la primera plataforma móvil para consumo que soportará redes multi-gigabit 5G» centrando posteriormente el evento en torno de esta idea, además de confirmar algunos otros rumores que ya eran más secretos a voces.

El nuevo procesador tiene su propio motor de inteligencia artificial de cuarta generación que extiende y reparte su trabajo entre los tres procesaodres diferentes (CPU, GPU y NPU), permitiendo así una mejora del rendimiento general.

Más y mejor IA

Según los de Qualcomm, este procesador en lo que a inteligencia artificial se refiere es el doble de rápido y «considerablemente más rápido» que el A12 de Apple. Entre las funciones de IA de este procesador, destacaron la de dotar a los móviles que lo monten de «vista», esto es, permitiéndoles reconocer qué es lo que la cámara está «viendo».

Mejora en el reconocimiento de huellas digitales

También se habló del enorme trabajo que han hecho con su «Qualcomm 3D Sonic Sensor», un sensor ultrasónico en la pantalla que crea una imagen 3D de las crestas y los poros de los dedos y que funciona incluso con humedad o grasa.

El procesador está construido en un proceso de 7nm con tres clústers de CPU, usando cuatro núcleos «en modo ahorro» a 1.78 GHz y otros 3 núcleos más rápidos que llegarán hasta los 2.42 GHz. La GPU por su parte es la nueva Adreno 640 que contará también con un mayor rendimiento.

Obviamente será compatible con redes 5G (por si no nos había quedado claro ya) y se montará por primera vez en un Samsung (posiblmenete en el próximo Galaxy S10 a principios del próximo año.