Estos días se está celebrando el CES 2019 como ya muchos de vosotros sabréis, la feria de tecnología más grande del mundo. En ella las empresas de tecnología más punteras aprovechan para presentar los próximos productos que llegarán al mercado.

Nuevos Intel para portátil

Entre lo que ha presentado Intel, destaco en primer lugar los nuevos procesadores Ice Lake en 10 nm que los de azul presentaron hace un par de días.

Estos Ice Lake traen consigo una gran cantidad de mejoras (según han dicho desde Intel) y tienen prevista su llegada a dispositivos portátiles a finales de este año.

Entre las mejoras a destacar nos encontramos con un soporte nativo a nivel de SoC para Thunderbolt 3, Wi-Fi 6 (802.11ax), gráficos integrados de 11ª Generación con una sustanciosa mejora de rendimiento y capacidades «machine learning».

Con esta tecnología prometen hasta 25 horas de autonomía en portátiles en sus versiones «U» con un TDP de 15W con 4 núcleos y 8 hilos.

También «nuevos» procesadores para equipos de sobremesa

No sólo han presentado novedades en portátiles. También ya el primer día del certámen, Intel presentó «nuevos» procesadores de la novena generación.

Ese «nuevos» así entrecomillado lo he puesto porque realmente son algunos de los procesadores que ya conocemos pero a los cuales les han quitado la gráfica integrada añadiéndole la denminación «KF» al final. Estos son los seis nuevos procesadores:

  • Intel Core i3-9350KF: 4 núcleos y 4 hilos con frecuencias que van desde los 4 GHz a los 4.6 GHz.
  • Intel Core i5-9400: 6 núcleos y 6 hilos con frecuencias que van desde los 2.9 GHz a los 4.1 GHz. En este modelo sí que disponemos de gráfica integrada, la Intel YHD Graphics 630.
  • Intel Core i5-9400F: 6 núcleos y 6 hilos con frecuencias que van desde los 2.9 GHz a los 4.1 GHz.
  • Intel Core i5-9600KF: 6 núcleos y 6 hilos con frecuencias que van desde los 3.7 GHz a los 4.1 GHz.
  • Intel Core i7-9700KF: 8 núcleos y 8 hilos con frecuencias que van desde los 3.6 GHz a los 4.9 GHz.
  • Intel Core i9-9900KF: 8 núcleos y 16 hilos con frecuencias que van desde los 3.6 GHz a los 5 GHz.

Esperemos que estos procesadores tengan un precio de mercado más bajo que el que tienen los que actualmente encontramos al prescindir de la gráfica integrada. Habrá que ver qué hace AMD con sus Ryzen 3000 para plantar cara a Intel.