Los rumores (a gritos) finalmente se han confirmado y ayer Microsoft presentó la nueva (y última) consola que se unirá a la familia Xbox de esta generación: Xbox One S All-Digital Edition.

Un lanzamiento simultáneo aunque algo caro

Microsoft lanzará la nueva consola el día 7 de mayo en la mayoría de mercados a un precio de 249.99$ y que han asegurado, se mantendrá siempre 50 $ más barata que su hermana con unidad óptica.

El modelo, además de no contar con unidad óptica como ya todos sabemos, contará con un HDD de 1 TB de almacenamiento y vendrá con tres juegos pre instalados: Forza Horizon 3, Sea of Thieves y Minecraft, además de compartir el resto de características con Xbox One S.

Hablemos del precio

La verdad es que todos esperábamos un precio bastante más económico al no tener esta consola la unidad Blueray 4K de la que sí que hace gala la S normal aunque también es cierto que trae pre instalados 3 juegos y ya han anunciado que llegará en más packs diferentes.

Sin embargo, opino que 250$ por una consola de final (de cierre) de generación de las que ya ha habido varias y que siempre son bastante más económicas que las anteriores (asumo que para eliminar stock de hardware y dejar «todo limpio» para la próxima generación) es un precio bastante alto. Creo que ofrecerla a 199$ (incluyendo los juegos, claro) sería un precio justo para esta consola que, junto con Xbox Game Pass Ultimate formaría una perfecta pareja.

Habrá que ver cómo sigue evolucionando el mercado y el precio de la que suponemos, será la última Xbox One que veamos.