Llevamos ya un par de semanas viendo cómo Microsoft ha tenido ciertos problemas con Outlook debido en gran parte a los ataques de hackers que se lograron hacer con la herramienta que el propio SAT de Outlook tiene para resolver problemas.

Más control para tener menos problemas

Así las cosas, Microsoft parece que está agregando más controles de privacidad a sus programas de Office, dando a los usuarios opciones adicionales sobre qué funciones potencialmente peligrosas desean tener habilitadas tal y como podemos leer en el propio blog de Microsoft.

Sin embargo, tal y como explican en su blog, Microsoft continuará recopilando ciertos datos para poder seguir realizando correctamente sus servicios como por ejemplo los datos con fines de diagnóstico.

A partir de ahora, habrá algunos datos que sólo se recopilen si así lo desea el usuario como por ejemplo:

  • En cuanto a las experiencias que analizan el contenido como las que proporcionan recomendaciones de diseño, sugerencias de edición, información de datos o características similares como en PowerPoint o Word.
  • Experiencias que descargan contenidos online: Aquéllas que permiten buscar y descargar contenido online como plantillas, imágenes, modelos 3D o vídeos.
  • Otras experiencias conectadas: La colaboración en documentos se puede desconectar al desactivar la sincronización con la nube.

Siguen los de Redmond comentando que ellos siempre toman todas las precauciones posibles para que los datos de los usuarios estén seguros como por ejemplo no recopilar nunca el nombre o el correo electrónico del usuario o el contenido de sus archivos.

También, para finalizar, se les ofrecerá a los administradores de sistemas establecer su propia configuración de privacidad para otros usuarios en una cuenta de Office 365.