Finalmente el día que muchos de nosotros estabamos esperando, llegó. AMD ayer en el Computex 2019 presentó de forma oficial los próximos procesadores Ryzen 3000 que llegarán al mercado el día 7 del mes 7 (asumo que como un guiño a su proceso en «7nm») y que tienen un único objetivo: plantar cara a Intel en toda la gama doméstica y gaming.

https://i2.wp.com/pbs.twimg.com/media/D7iyJsDUwAA4pMs.jpg?w=640&ssl=1

Intel, van a por ti

Esta nueva generación de Ryzen basados en Zen 2 y fabricados en 7 nanómetros prometen un rendimiento superior al de Intel por un precio mucho más contenido y terrenal unido también a un TDP casi ridículo para el rendimiento que tienen. Claro está que deberemos esperar a que nos lleguen pruebas de rendimiento real más allá de lo que AMD nos prometa.

Ryzen-9

Por el momento se presentaron procesadores de hasta 24 hilos de procesamiento con 12 núcleos, reservándose (supongo) el chip de 32 hilos para más adelante mientras esperan a ver cuál es el movimiento de Intel. Sin más dilación, aquí os dejamos una tabla con las principales características de los procesadores.

Modelo Núcleos/
Hilos
TDP (Watts) Boost/Base Freq. (GHz) Total Cache (MB) PCIe4.0 Lanes Precio (USD)
Ryzen™ 9 3900X CPU 12/24 105W 4.6/3.8 70 40 $499
Ryzen™ 7 3800X CPU 8/16 105W 4.5/3.9 36 40 $399
Ryzen™ 7 3700X CPU 8/16 65W 4.4/3.6 36 40 $329
Ryzen™ 5 3600X CPU 6/12 95W 4.4/3.8 35 40 $249
Ryzen™ 5 3600 CPU 6/12 65W 4.2/3.6 35 40 $199

Potencia bruta a precios contenidos

Como decía un poco más arriba, el buque insignia de AMD será ahora el Ryzen 9 3900X que va a plantar cara directamente al Intel i9 9920X y que, según los gráficos, rendiría más que éste último costando unos 800€ (teniendo en cuenta el precio actual en Amazon que es de unos 1300€).

https://img.purch.com/image-499-jpg/o/aHR0cDovL21lZGlhLmJlc3RvZm1pY3JvLmNvbS9JL1YvODM5MTkxL29yaWdpbmFsL2ltYWdlLTQ5OS5qcGc=

Sin embargo, no sólo se va a ahorrar en el procesador en sí, puesto que este Ryzen 3900X va a poder utilizarse en las mismas placas que el resto de la familia y que en cuanto a Intel, la opción más económica para ese socket parte ya de los 250€.

https://i2.wp.com/www.muycomputer.com/wp-content/uploads/2019/05/Ryzen3000_2.jpg?w=640&ssl=1

Sin irnos a la opción más cara de AMD (recuerdo, 500$), vemos en el mismo gráfico superior que el propio 3700X de 329$ serviría para plantar cara al i9 9900K de Intel que está en torno a los 500€ actualmente (después de que Intel ya lo haya bajado).

No todo es potencia y precio, hablemos de consumo

A lo anteriormente dicho, debemos sumar el TDP que AMD anunció en su presentación.

Ryzen-2

En la imagen superior vemos una comparativa entre los dos pesos pesados de ambas compañías en los cuales además de la ganancia de rendimiento, podemos apreciar la diferencia de TDP entre los dos procesadores.

https://i2.wp.com/pbs.twimg.com/media/D7ix25GUEAAqzWP.jpg?w=640&ssl=1

Sin tener que irnos a los más grandes, vemos que, mismamente en el Ryzen 3700X con 8 núcleos y 16 hilos el TDP sigue siendo ridículo, proponiendo 65W de consumo mientras que, por ejemplo, el Intel i7 8700K (uso este por tener también 6 núcleos y 12 hilos) tiene un TDP de 95W, que si bien es cierto que es un procesador de hace dos años, también es cierto que Intel no ha variado su proceso de fabricación tanto como para bajar ese consumo, puesto que esos 95W se repiten en el i7 9700K actual de 8 núcleos.

Algunas conclusiones de lo que ha hecho AMD

Como os hemos ido diciendo a lo largo de esta entrada y, en definitiva, como os decimos siempre que se presenta algo, hay que esperar a las pruebas de rendimiento reales para ver qué es lo que AMD ha hecho desde sus Zen+ y sus Ryzen 2000 que ya fueron bastante buenos en su momento.

De momento, lo que yo veo aquí es que, obviamente los procesadores tope de gama (del Ryzen 3700 en adelante) son una clara opción a elegir antes que lo que ofrece Intel, pero es que es en la gama inferior donde realmente AMD habrá ganado la partida si da lo que ofrece.

https://i1.wp.com/www.pcactual.com/medio/2017/02/23/ryzen_960x540_5577d03c.jpg?w=640&ssl=1

Actualmente Intel con su muy buen i5 8600K que podemos encontrar a unos 260€ y sus 6 núcleos ofrece un rendimiento superior a su competidor directo, el Ryzen 2600 (también X) e incluso a los Ryzen 7 2700) en juegos, que encontramos desde los 135€ a los 224€. Sin embargo, actualmente esa diferencia de rendimiento no «paga» la diferencia de precio.

De momento no se han ofrecido datos de rendimiento de esos Ryzen 3600 o procesadores inferiores (que ni se han presentado), pero pensemos en que si en las gamas altas la diferencia de precio y rendimiento son las que os hemos expuesto, como AMD lance un competidor para el 8600K (o 9600K) a 200$ y que lo llegue a superar, Intel habrá perdido totalmente la batalla.

Otro tema aparte y que da para una entrada entera de opinión es lo que estos Ryzen van a significar para el mundo de las consolas, con la potencia que muestran desde las gamas bajas unido al TDP irrisorio. Sólo pensad que el TDP del actual Jaguar que monta PS4 Pro es de unos 130W.