Normalmente una actualización suele ser, cuando no es para corregir errores o mejorar rendimiento, para agregar alguna función nueva. Sin embargo, en ocasiones esto no ocurre y lo que hace la actualización es, precisamente, quitar funciones.

No más archivos offline para la UWP

Esto es lo que ha ocurrido con la última actualización de la aplicación UWP de OneDrive. Cierto es que dicha versión de OneDrive cada vez está más en desuso puesto que la versión de escritorio es la que está recibiendo más y más actualizaciones, como la de files on demand que recibió hace poco.

Los de Redmond han lanzado esta nueva actualización para la versión UWP con el nuevo logotipo de OneDrive para casar con la marca y nueva interfaz de usuario, sin embargo, la aplicación sigue siendo lenta para navegar por ella y, además, pierde la función de poder acceder a los archivos sin conexión, además de que ahora se añade un problema al maximizar y cambiar el tamaño de la ventana de la aplicación que hace que «se comporte de forma extraña».

Todavía no se sabe nada acerca de esta actualización para Windows 10 Mobile o Xbox One, sin embargo, mucho nos tememos que Microsoft va a seguir dejando un poco de lado esta versión UWP para centrarse en la de escritorio.