Hace algunos días saltó la noticia de que Microsoft había «admitido» que escuchaba algunas grabaciones de voz que se realizan a través de Cortana o de las llamadas de Skype, sumándose así al resto de grandes compañías informáticas que desde hace ya un tiempo están en el punto de mira de los usuarios por precisamente lo mismo.

También en Xbox One

Hasta ahora no se ha emitido ningún comunicado oficial más allá de actualizar su política de privacidad para cubrirse las espaldas añadiendo que, con el objetivo de mejorar el servicio de estas plataformas, parte de algunas conversaciones son escuchadas bien por humanos, bien por máquinas.

Kinect 2

Ahora, según podemos ver en Motherboard (uno de los primeros en hacerse eco de la noticia que arriba os contamos), vemos que esto también se extiende a los comandos de voz de Xbox One. Motherboard habló con varios contratistas que informan que han estado involucrados en el análisis de tales grabaciones, que en la mayoría de casos eran comandos grabados por la cámara Kinect, pero en otras ocasiones implican actividades que nada tienen que ver con los comandos de voz.

Ya es tu asistente por defecto

Esto es algo importante ya que en la mayoría de casos, quien juega con la consola son menores, quienes deben recibir una protección de privacidad superior.

Está claro que todas estas tecnologías, así como redes sociales, pueden llegar a utilizar nuestros datos para fines diferentes a los que se nos dice en un principio. Como ya he dicho, de momento Microsoft no se ha pronunciado al respecto y toca a los usuarios, de momento también, poner sus propias restricciones para que estas escuchas no se realicen.