Más

    Un desarrollador logra “portar” su juego a ARM64 para probar la potencia real de Surface Pro X

    La Surface Pro X es una tablet/portátil muy potente, pero algunos usuarios no se deciden a dar el paso a ella por usar un procesador ARM y un Sistema Operativo concordante.

    Podría ser posible jugar en una Surface Pro X en un futuro

    Esto, precisamente, es lo que empuja a otros a adquirirla, sobre todo a aquella gente curiosa que quiere saber más sobre ARM y su potencia. Esto es lo que pasó con Yong-Cheon You, un desarrollador de videojuegos que decidió indagar acerca del verdadero potencial del SQ1 que llevan las Surface Pro X.

    En una publicación en su blog, nos explica que desde su lanzamiento, tuvo curiosidad acerca de la potencia del portátil de Microsoft pero que por más que buscaba en Internet, no encontraba benchmarks que respondiesen a sus preguntas. Él sabía que pese a que la emulación x86 había mejorado mucho en los últimos años, el rendimiento seguía dejando que desear y opinaba que así sólo se estaba desperdiciando el potencial del Snapdragon personalizado para Microsoft.

    Como ya he dicho, para testear la potencia real del cacharro, decidió portar su propio videojuego como una aplicación nativa ARM64. Después de las pruebas, estas son las conclusiones que sacó:

    • En las operaciones generales de la CPU como aritmética, lectura y escritura en memoria, el rendimiento del ARM 64 del SQ1 es satisfactorio.
    • Cuando se utiliza el spin lock , el rendimiento es significativamente menor que Intel x86. Además, cuando se encuentra en una mala situación con subprocesos múltiples, como el uso de secciones críticas, el rendimiento es significativamente menor que x86.
    • Todavía es más lento que Intel x86 en general. Además de la frecuencia del reloj, la eficiencia de la instrucción sigue siendo inferior a Intel x86.
    • Pero eso es suficiente para usar Surface Pro X como un portátil. El rendimiento de la CPU no se ve gravemente degradado en comparación con Intel x86. A veces es incluso mejor. El rendimiento de la GPU en particular es impresionante.
    • Por el momento, hay problemas con los controladores de GPU de Qualcomm. Tanto el rendimiento como la estabilidad son un problema con DirectX.
    • Si se lanzan aplicaciones populares de productividad para ARM64, creo que puede proporcionar un entorno de trabajo que no falta en comparación con dispositivos x86.
    • Si el controlador de la GPU mejora, creo que el juego que se ejecuta en la Surface x86 puede funcionar sin problemas.
    • El rendimiento de la emulación x86 es significativamente menor que el del ARM64 nativo. Si el ecosistema Windows on ARM tiene que depender de la emulación x86, no hay futuro.

    Esto nos debería llevar a pensar primero, que efectivamente y como todos sabíamos, la emulación sigue siendo muy lenta en comparación con las aplicaciones nativas y también que sí que es posible jugar en una Surface Pro X, con lo que si los desarrolladores se molestasen en portar bien su código, con los equipos que tienen detrás, tendrían muchos más compradores de Surface Pro X.

    Comentarios

    En directo: Picacódigo

    Te puede interesar

    Picacódigo

    Mas leídas

    Otros temas de interés