Más

    Microsoft quiere “aislar” los drivers de terceros en Windows 10

    Microsoft quiere “aislar” los drivers de terceros en Windows 10. En Windows 10, los controladores son necesarios cuando deseamos interactuar con hardware específico. Algunos ejemplos son tarjetas de vídeo o adaptadores de red.

    Por lo general, los controladores se instalan automáticamente cuando conectamos los dispositivos o buscamos actualizaciones mediante el servicio de Windows Update.

    Sin embargo, a veces los controladores de Windows 10 pueden provocar problemas graves. Entre ellos, se incluyen los problemas de seguridad que últimamente tanto acontecen.

    Microsoft quiere “aislar” los drivers de terceros en Windows 10

    En el sistema operativo, todos los controladores (incluidos los de terceros) se almacenan juntos en DriverStore. Esto se encuentra en la carpeta System32 y es problemático para el estado general del sistema operativo.

    Microsoft ha estado usando la carpeta DriverStore para almacenar todos los controladores desde Windows Vista. Solo incluye una colección “confiable” de controladores propios y de terceros. Esta carpeta permite controladores basados en archivos INF y el paquete de controladores no se almacena en la carpeta si el archivo INF no está incluido.

    Con la actualización Sun Valley de Windows 10, Microsoft planea mover los controladores de terceros fuera de la carpeta System32. Después de la próxima actualización de funciones, los controladores de terceros se almacenarán en una nueva carpeta llamada “OEMDRIVERS”.

    Microsoft quiere "aislar" los drivers de terceros en Windows 10

    Windows seguirá verificando la firma digital de los controladores de terceros antes de copiar el paquete en la nueva carpeta arriba mencionada.

    Como podemos ver en la captura anterior, este cambio fundamental está actualmente activo en las compilaciones de vista previa. Sin embargo, sólo se puede probar cuando realizamos una actualización a 21H2 en una máquina virtual.

    Al igual que Windows 10X, la compatibilidad con “OEMDRIVERS” permite que el sistema operativo esté aislado o en un espacio distinto, lejos del resto de los controladores de terceros. El beneficio principal es la seguridad.

    Aún no está claro si aislar los controladores de terceros también reducirá los errores de pantallazos azules y los bloqueos del sistema operativo.

    Comentarios

    Te puede interesar

    Picacódigo

    Mas leídas

    Otros temas de interés