Office 365 es el buque insignia del Software como Servicio de Microsoft. Desde sus comienzos en los que su nombre era aún peor «BPOS», la solución se ha mostrado como una unión casi perfecta de herramientas de trabajo y comunicaciones que nos llevan, por poco dinero, directos al mundo de la ubicuidad, el multi-device y la ultra-colaboración.

En los últimos dos años las fuentes de ingresos tradicionales de Microsoft han sufrido una transformación en la que la compañía de Redmond ha tenido que emplearse a fondo. Los ingresos de Windows han caído fruto de varios factores. Además de un mercado de PCs en ligero decrecimiento, Microsoft ha tenido que cambiar su estrategia como reacción a sus competidores y por eso hoy, Windows es completamente gratis para dispositivos por debajo de 9 pulgadas. Por si esto fuera poco la anunciada gratuidad de Windows 10 en entornos domésticos provocará que los ingresos de una de sus vacas lecheras se reduzcan aún más.

Office su otra gran vaca lechera se nutre en gran medida de los contratos corporativos medianos y grandes. Las compañías se sienten satisfechas con las aplicaciones clásicas Word, PowerPoint, Excel, …  y ya desde la versión 2007 se comenzó a notar una realidad de no despliegue de nuevas versiones incluso teniéndolas pagadas. Microsoft ya sabía por entonces que la vaca lechera de color naranja necesitaría una transformación.

Pero esto no es todo, Microsoft se está enfrentando al cambio hacia un modelo de ventas por suscripción y micropagos mensuales lo que supone que lo que antes facturaba en el momento de la venta en un solo pago ahora lo tiene que ir ingresando mes a mes, lo que a corto plazo le lleva a facturar menos y aunque a largo plazo lo irá armonizando no es fácil convivir con este efecto.

Si pensabais que aquí se acaban las dificultades estais equivocados, Microsoft tiene otro problema de facturación al hablar de sistemas operativos para servidores, uno de sus mejores negocios y también considerado vaca lechera. Pues bien la apuesta por la nube ha provocado la reducción de ventas de servidores Hardware y por tanto la reducción de sistemas operativos, es cierto que existe una compensación en el aumento del mix de la versión Data Center, pero no es suficiente para aportar crecimientos significativos por esta vía.

Lo grande de Microsoft es que con estos cuatro efectos colaterales a la transformación del modelo, no solo mantiene su facturación sino que la ha hecho crecer significativamente. En los primeros 9 meses del año fiscal 2015 (Jul 2014 – Jun 2015), Microsoft facturó 71.400 Mill$ lo que suponen 8.000 millones más que el periodo anterior. Este increíble resultado es producto de las perfectas decisiones tomadas en el modelo de transformación que se basa en el «Performing while Transforming» y que ha permitido cubrir la reducción de ingresos de las vacas lecheras tradicionales por una mejora del product mix y sobre todo por crear nuevas líneas de ingresos como Azure, Office 365, CRM, Surface e Hyper-V entre otras.

Por tanto el negocio no sólo no va a peor sino que va a mejor. El único inconveniente es que en este camino se ha perdido margen de beneficio, algo que no gusta a los mercados. El coste de fabricar Data Centers es muy elevado, las ventas de Surface (5 Bill$ en FY15) no dan ni mucho menos el margen que aporta el software, los costes de materiales y distribución nada tienen que ver con los del Software, además la absorción de Nokia le ha costado a la compañía 2.000 Mill$ (en restructuración) adicionales al coste de compra que pagó en su día. Todo ello nos lleva a una foto en que incluso vendiendo 8B$ más que en los primeros tres Quarters del año pasado, Microsoft ha ganado 2.000 Mill$ menos.

El tema del margen está bastante controlado y pasa por centrar el crecimiento en servicios Cloud y no tanto en aumentar el gasto en hardware o nuevas adquisiciones. De hecho las adquisiciones que se hagan a partir de ahora creo que serán mucho más tácticas, tras los sufrimientos con las compras de Aquantive(6,2B$) y Nokia (7,2B$ + 2B$).

Además de todo lo expuesto, y volviendo al principio del artículo, Microsoft se ha propuesto construir la vaca lechera de los próximos 15 años, a la que erróneamente en mi opinión llama Office 365, quizás dicho nombre le permite gestionar un producto del futuro en un mercado Cloud aún demasiado inmaduro como para presentar conceptos con nombres nuevos. Microsoft elige un nombre «usado» para un servicio «nuevo», que ya aglutina decenas de sub-servicios bajo dicho paragüas y que convierte en el Super-Servicio SaaS del mercado. De hecho solo el servicio Salesforce es capaz de hacerle sombra a Office 365 en cuanto a número de usuarios, siendo los dos productos SaaS más usados del mercado cuando esto no ha hecho más que empezar.

Office 365 ya no es un producto, Office 365 es el lugar donde estar, llevo ya tiempo en él y no tiene competencia real en el mercado (excepto para los que no lo conocen). Es la super-solución que permite hacer gran parte, si no todo, lo que necesitas para sacar adelante tus tareas y trabajo, facilitando una forma de trabajar y compartir que a mi me sigue asombrando cada día. Esa condición lo convierte en una mina de oro que cada día dispone de nuevos servicios y que no parará de agrandarse en los próximos años.

7 Comentarios

  1. Genial artículo. Aunque comprendo tu punto de vista no estoy de acuerdo, Office es de los nombres pesados de Microsoft, Internet Explorer murió por su fama y la de Windows tampoco es que sea muy buena, la Surface pocos la conocen y los Lumia aún son Nokia (me refiero a los que no se la pasan leyendo Microsoft Insider), Azure es un gran nombre y un muy buen producto pero cuando pregunto a los entendidos del tema que conozco me dicen que es caro. A lo mejor la coletilla de 365 es la que no cuadra, se podría cambiar, pero Office, Microsoft Office para mí, es un nombre que pesa y se relaciona con eficacia y productividad. Saludos.

  2. De todo el genial artículo me quedo con el último párrafo.
    Los que trabajamos día a día con Office 365 vemos que es auténtica magia lo que han conseguido. Basta con logearte en Office (Word, Excel,…) en tu PC para que te de múltiples opciones de guardado y de compartir en Sharepoint, Onedrive empresarial,…
    Pero quizás el caso que más impresione sea Outlook, lo he dicho ya por aquí y por varios podcast, cuando al logearte con tu cuenta de Office 365 aparecen todas las bandejas ya preparadas y sincronizadas, todos los contactos, los grupos de contactos, los atajos que tienes para realizar varias tareas a golpe de click … ¡Incluso las firmas de las diferentes cuentas de correo!
    Mención especial, y ya para acabar, al calendario. Donde puedes invitar a una reunión a tus compañeros, que acepten esa convocatoria via email con tan solo pulsar un botón (tanto en Outlook para PC, en el propio Outlook de Office 365 en la nube y hasta en el Windows Phone) y que automáticamente tengas la cita en tu calendario.
    ¿Qué ocurre si otro compañero quiere reunirse contigo a la misma hora el mismo día? Outlook te avisa que tendrás problemas de compatibilidad ;)
    M-A-G-I-A (y todo lo que queda de contar)

Comments are closed.