La noción de ecosistema surgió en la década de 1930 para explicar la compleja interacción entre los seres vivos, las corrientes de energía, los recursos materiales, y la comunidad en la que se desarrollan. Aunque tiene una definición intrínsecamente relacionada con la biología, nosotros, los usuarios habituales de tecnología, la hemos extrapolado a nuestro campo.

Por ello «ecosistema tecnológico» define todo aquello que tiene una interacción perfecta entre sí. Los fabricantes llevan años vendiéndonos que el ecosistema es lo más importante, y es cierto. No por cualquier cosa Steve Ballmer (ex-CEO de Microosft) se volvió eufórico a la hora de hablar de los creadores del ecosistema, los desarrolladores:

Cada compañía tecnológica tiene, o ha tenido, su visión de ecosistema, pero a mi me gustaría cercar un poco nuestro punto de mira y fijarnos en las tres grandes compañías tecnológicas de la actualidad: Google, Apple y Microsoft. Y reflexionar un poco sobre la visión de ecosistema de cada una de ellas. Empezamos.

El ecosistema tecnológico

Aunque pueda parecer extraño, realmente creo que solo se podría hablar de 2 visiones distintas: la visión basada en hardware y la visión basada de software. Mientras que Google y Microsoft buscan un ecosistema basado en el software y servicios, Apple lo hace mediante el hardware, dejando la interacción entre ellos a gran escala, a los desarrolladores.

Profundizando más me resulta realmente curiosa la forma de ver un ecosistema que tiene Google. Yo fui uno de los primeros que se enamoró de la visión de Google; servicios de gran calidad al mejor precio posible… gratis. Esto ha sido siempre así para el usuario y, aunque es cierto que existen opciones de pago de muchos de sus servicios, tú no piensas en pagar (con dinero) cuando hablas de Google.

Nexus 6 girado

La visión que tenemos de Apple es un poco distinta, ellos venden de siempre una gran experiencia de usuario al combinar software y hardware. Aunque es cierto (con muchos «peros», tampoco nos volvamos locos) esta afirmación, la realidad es que el verdadero ecosistema de Apple solo se ve en uno de sus productos, y es el iPhone. Pero es un ecosistema muy cerrado, no por número de aplicaciones y posibilidades, donde posiblemente sea el más grande, sino en el lugar, en el tiempo y en el modo.

Un ecosistema cerrado a un hardware muy específico y a unas condiciones muy concretas se limita, al igual que a los ecosistemas biológicos, a dos resultados: la marginación o la extinción. Apple lo sabe y seguramente veamos un cambio de actitud de aquí a no mucho tiempo, hasta entonces es decisión del usuario vivir o no en él, resultado que ya vemos tras las fuertes campañas de marketing basadas en la necesidad, tremendamente efectivas.

Logo Surface Pro 2

Hablar de Microsoft es más complicado, creo que es imposible hablar de la misma Microsoft de hace 10 años a hablar de la Microsoft de hoy. Si me permitís el lujo me gustaría centrarme en la Microsoft de hoy, ya que es la visión que me enroló y me dio la confianza que necesitaba en ellos. Microsoft, al igual que Apple, te cobra por servicios (aunque esta última lo hace en hardware). Pero lo hace de una forma muy inteligente. Busca cobrar por los servicios de una forma a la que al usuario no le resulte molesta. Todos sabemos la consecuencias que tiene un servicio «a priori» gratuito, como los que ofrece Google.

Pero pensaréis, ¿qué sentido tiene todo esto con el ecosistema? bien os lo explico. Si bien Google, fuera de debates morales, hace un buen trabajo de ecosistema, aunque ha optado por una postura arrogante que le aleja de sus propósitos. Dar puertas abiertas de su ecosistema a quien ellos quieren es dar una visión mínimamente más abierta que la que nos da Apple.

Apple da un ecosistema mínimo, al que, seamos sinceros, no se le hace demasiado caso, dejando el verdadero protagonismo a aquello que más valoraba Ballmer, a los desarrolladores y sus programas. Visión que se ha visto beneficiada en su producto estrella, pero que todos sabemos que, bajo esa política, un día llegará a uno de los dos finales que os he dicho anteriormente.

iPhone 6 con su caja

Microsoft sin embargo ha optado por una solución mixta y completa, dando el mismo valor y sentido a todos los ecosistemas, llevando su valor diferencial a todos, buscando el perfecto equilibrio entre la realidad del cliente y la necesidad de la empresa. La gente se asusta al ver que la cuota de Windows Phone no crece en exceso, o que la venta de PCs está a la baja desde hace años, pensando en esos valores como directamente proporcionales al éxito de Microsoft, como sí lo serían para Apple.

Microsoft ha aprendido de sus errores del pasado, ha ganado una amplitud de miras que yo jamás pensé que llegaría a ver, no solo en Microsoft, sino en una empresa de este calibre. No es perfecta ni mucho menos, tiene muchas cosas con las que no estoy de acuerdo, como todo. Pero si pudiera poner en una balanza las sensaciones que me aportan unas y otras, dejaría que el peso hiciera fuerza sobre la placa de Microsoft.

¿Esto quiere decir que defenderé a muerte todo lo que Microsoft diga o haga y criticaré al resto? No, seguramente siga enamorado de servicios y hardware de otras compañías, pero al contrario que si me centrara en el ecosistema de ellas, tengo la seguridad y la confianza que Microsoft, esté en el ecosistema que esté, no me dejará de lado. Esto, claro está, es mi visión personal de los ecosistemas de las distintas empresas, y me encantaría conocer vuestra opinión en los comentarios.

12 Comentarios

  1. Hace bastante tiempo que aprendí que tener un ecosistema en el ambito profesional es ahorrar tiempo, y en una empresa el tiempo = dinero. El tiempo que estas gastando en arreglar algo, en convertir ficheros, en pasar información de un sistema a otro es el mismo tiempo que podrias estar cerrando una buena venta con un cliente, acabando un proyecto que te corre prisa, o invirtiendo tu tiempo en mejorar tu producto, y hoy por hoy, desde la experiencia, puedo afirmar que el mejor ecositema es el de Microsoft.

  2. No lo podrías haber explicado mejor… Es algo que intento explicar cada vez que tengo algún debate, pero muchos no se enteran, como si les hablaras en chino… Ya que tienen » la visión de Windows 95″ como digo yo. Hoy en día Windows es muy distinto y hay que entenderlo para poder disfrutarlo en su totalidad… Es una nueva era para Microsoft y para los usuarios que lo entiendan

  3. A mi personalmente esa analogía que se suele hacer de ecosistema = muchas apps en la tienda de X me parece una concepción muy limitada y poco acertada. Para mi un ecosistema tecnológico es otra cosa bastante distinta donde, si bien es importante las apps que se tengan, no son lo principal «per se», ni mucho menos.

    • Mas bien a lo que me refiero es que un buen ecosistema es el conjunto de servicios que te dan eso, servicio, estés en el SO que estés o uses la plataforma que uses.

      Un saludo!

  4. Esperemos que Microsoft siga dando pasos hacia la convergencia en software y sistemas operativos y…¿Por qué no? Seguir dando la pauta a los creadores de hardware con un Surface Phone, tal como lo hizo con la Surface original.

  5. Excelente artículo, gracias Pablo por compartir tu visión sobre los ecosistemas…. Coincido contigo en que nunca imaginé ver el cambio que ha dado Microsoft en los últimos años y como poco a poco se va conformando un ecosistema muy completo, quizas no es perfecto pero cada día va mejorando….

Comments are closed.