Muchos rumores y especulaciones han surgido desde que Microsoft lanzase la Build 17134 para los miembros del programa Windows Insider sobre la fecha del lanzamiento oficial. Dicha compilación se postulaba como aquella que vería la luz como RTM tras los problemas que presentó la Build 17133.

Finalmente, Microsoft ha decidido disipar todas las dudas y anunciar la fecha en la que comenzará a desplegarse la actualización de abril de Windows 10. Será el próximo lunes, día 30, el día en el que «April 2018 Update» comenzará a distribuirse a través de Windows Update y otras herramientas como Media Creation Tool o el asistente de actualización de Windows 10.

Adiós a Spring Creators Update

Hoy Microsoft ha anunciado en el blog oficial que la actualización será llamada «Windows 10 April 2018 Update» sustituyendo así el criticado «Spring Creators Update». Esta es la última actualización que llega a Windows 10 y que comenzará su despliegue este lunes, al límite del final de abril. Ahora, se han solventado los problemas y la actualización está lista para ser lanzada.

En el propio blog se ha indicado el nombre y las características fundamentales de las que gozará dicha actualización que se centrará en funciones como Timeline y Asistente de concentración. Así, esta actualización se centra en la productividad. Timeline nos permitirá reanudar y sincronizar nuestras actividades entre los distintos dispositivos, Asistente de Concentración nos ayuda a mantenernos concentrados al jugar o trabajar.

Desde Microsoft indican que siguen comprometidos en ofrecer el sistema operativo más moderno y seguro. Desde su lanzamiento ha habido dos grandes actualizaciones para sacar al creativo que llevamos dentro. Con la última actualización quieren ayudarnos a recuperar el tiempo. Quieren que tengamos más tiempo para concentrarnos en aquello que nos interesa: crear, jugar, trabajar o simplemente hacer lo que nos gusta.

La actualización comenzará a llegar el lunes pero, como ya sabéis esta es progresiva. No todos la recibiremos el primer día. La anterior actualización llegó a la mayor parte de los usuarios en un par de meses y esta actualización no debería ser diferente.