En la conferencia del E3 2019 de Microsoft se presentó la que sería la segunda expansión del mejor videojuego de carreras (que no simulador) de los últimos tiempos (y no lo digo yo, lo dicen los premios que ha ganado desde su salida).

Un DLC que se escapa de la tónica general del juego

A muchos de nosotros, sin embargo, el anuncio nos pareció más una broma de mal gusto que otra cosa. Los que adquirimos el Season Pass que incluía además de coches, dos expansiones, no queríamos que otra vez hicieran como con Forza Horizon 3 y su DLC Hot Wheels y así lo han hecho.

No me entendáis mal, no digo que ambos DLCs, tanto el de Hot Wheels como este de LEGO no sean divertidos, sin embargo creo que no es aquéllo por lo que los fans de la saga pagarían sin saber lo que es. Todos esperábamos una expansión como la primera, que pese a que se me antoja algo escasa, cumple con lo que Forza Horizon debe ser.

Estos DLC, a mi parecer, deberían ser opcionales y no estar incluidos en un pase de expansión que, repito, uno compra sin saber lo que van a inlcuir.

Así es LEGO Speed Champions

Sea como fuere, LEGO Speed Champions nos promete un mundo temático de LEGO con cambios estacionales (igual que en el juego principal) con nuevos eventos llamados «LEGO Brick Challenges» y que nos permitirá constuir y correr con nuestros coches desde el Mini Cooper S Rally de 1967 hasta el nuevo McLaren Senna.

Forza Horizon 4 es un juego más que sobresaliente pese a que peca de continuista, aunque si algo funciona bien ¿por qué cambiarlo? pero que puede disfrutarse de forma «gratuita» si contamos con el Xbox Game Pass.

Sin embargo, para jugar a esta expansión necesitaremos abonar unos 20€ que cuesta salvo que tengamos alguno de los packs donde se incluyan las expansiones ya previamente comprados, como por ejemplo la edicion Ultimate del juego.