El otro día os contábamos cómo Qualcomm había firmado un acuerdo con Lenovo para llevar su Snapdragon 8cx 5G a sus portátiles para así ofrecer el que sería el primer portátil disponible con esa potencia y dicha solución de conectividad.

Un 8cx descafeinado

Sin embargo, ese procesador en ese portátil tiene pinta de que va a ser de todo menos barato, es por ello que, tal y como vermos en winfuture.de, Qualcomm planea lanzar un dispositivo basado en ARM con Windows 10 que permitirá tener un precio de unos 300$.

Y los operadores también

Todo viene de un podcast en el que Don McGuire, vicepresidente de mercado global de Qualcomm dijo que estaban pensando en lanzar un chip que se situaría justo por debajo en potencia y rendimiento del Snapdragon 8cx, llamándolo provisionalmente «7cx».

Esta nueva plataforma oscilaría entre los 300$ y los 800$ y llegaría en «los próximos meses». Qualcomm sabe que necesita introducirse en el mercado de Windows 10 ARM como sea porque, de momento, no tendría un competidor pero con un precio base contenido.