Hace algún tiempo os hablábamos de una nueva característica para Windows 10 que lleva desde marzo más o menos en versión preview, se trata de Windows Virtual Desktop (WVD) y todo apunta a que pronto podríamos disfrutar todos de la versión acabada.

Windows Virtual Desktop más temprano que tarde

Según Scott Manchester, gerente de Microsoft, esta «característica completa» ya estaría preparada para salir al público.

Este servicio permite a los Insiders que lo han estado probando virtualizar Windows 7, 10 y Office 365 ProPlus, además de otras aplicaciones y servicios de los de Redmond desde sus propias máquinas virtuales de Azure. También permitirá múltiples sesiones de Windows 10, así como el escritorio RDS de Windows Server y sus aplicaciones.

De momento, más allá de lo que hemos dicho arriba, Microsoft no ha proporcionado fechas exactas de disponibilidad y otros detalles como precios, aunque queda claro que necesitaremos una suscripción a Azure configurada.