Desde que estamos delante de un PC, un teléfono o una tablet, estamos manejando archivos. Descargar archivos, editarlos, subirlos a la nube y compartirlos son actividades que día a día realizamos casi sin darnos cuenta. Para un uso doméstico podemos usar OneDrive o quizás Dropbox, pero cuando llegamos al trabajo nos esperan OneDrive para Empresas o el propio Sharepoint de Office 365.

Un gran número de veces tardamos demasiado en encontrar la ubicación exacta del archivo con el que queremos trabajar, con esa premisa, la gente de Microsoft y particularmente su equipo de desarrollo de Windows 10 ha presentado Quick access. Con esta nueva función en el explorador de archivos, arreglaremos parte de los problemas de productividad que he mencionado anteriormente.

En versiones previas de Windows, teníamos el apartado Favoritos en el propio explorador aunque desde Microsoft explican que han sido pocos los usuarios que han utilizado esa característica. Lo que han logrado con Quick access es el anclado de las carpetas que más usamos de una forma automática, sin necesidad de anclar nosotros nada,  y además aparecerán los archivos que hemos usado recientemente.

Por lo tanto, Quick access se volverá más personal según vayamos usando Windows en nuestro día a día aumentando así la productividad y la mejora de los tiempos. Habrá por tanto carpetas ancladas casi continuamente (a no ser que cambiemos de patrones de uso) y los archivos usados que cambiarán cada vez que abramos uno nuevo. Como podemos ver en la imagen, los accesos superiores son las carpetas favoritas (las que más usamos) mientras que las inferiores son los archivos que hemos utilizado recientemente.

Con Quick access tendremos nuestras carpetas favoritas y los archivos recientes a mano

Si por ejemplo, queremos que una carpeta usada frecuentemente se quede fija para siempre, basta con fijarla en Quick Access para que, aunque cambiemos nuestros hábitos de uso de las carpetas siga estando fija. Podremos reordenar la forma en la que aparecen estas carpetas como ahora podemos hacerlo en Windows 8.1, solamente tenemos que arrastrar la carpeta y colocarla al gusto.

Para los usuarios que no quieran que se muestren ciertas carpetas, lo pueden configurar a su gusto. Solamente tendrán que ir al menú Ver y elegir Opciones. Una vez allí podremos deshabilitar las carpetas frecuentes (podremos seguir viendo las carpetas ancladas) o los archivos recientes. Si deshabilitamos y volvemos a habilitar se reseteará el historial de uso de la carpeta completamente, así que podrá volver a Quick access si la seguimos usando con frecuencia. ¿Qué os parece esta nueva característica que llega con Windows 10?

9 Comentarios

  1. Es una funcionalidad buenisima, algo que facilita las cosas, algo por lo que se debe caracterizar Windows.

  2. Pues la verdad es que me parece una función sumamente práctica, todos accedemos habitualmente a unas carpetas más que a otras, y tenerlas tan a mano es una gran ventaja.

    • De alguna manera ayuda a optimizar el trabajo, al reducir el tiempo que empleo en tener que buscar carpeta por carpeta hasta encontrar el archivo ? deseado.

  3. en esta ocacion Difiero, no digo que no seas una buena opción pero yo Prefiero el clasico mi PC sin tantas cosas, limpio y minimalista siempre

  4. A mi no me gusta . . . prefiero navegas por carpetas para llegar a mis archivos. … luego cualquiera con acceso a la PC podría encontrar fácilmente lo ultimo que hemos abierto

Comments are closed.