Gobernando Microsoft Teams

Un estudio sobre la gobernanza de Microsoft Teams no es algo que deba tomarse a la ligera. Para que la herramienta sea utilizada correctamente por todos los usuarios y se le pueda sacar todo el partido, los roles deben estar correctamente definidos y asignados, los permisos configurados… para que todo se ejecute correctamente en la empresa y aumente la productividad. Por supuesto, deberemos tener también siempre presente la necesidad de mantener toda la información interna asegurada, sin que terceros puedan acceder por accidente.

A continuación veremos los principales aspectos para llevar a cabo este proceso de administración y para que, finalmente, sean los usuarios los que puedan tener una mejor experiencia de esta gran herramienta y a su vez estando todo correctamente organizado.

Creación de Grupos de Office 365 y Equipos de Teams

Lo primero, se necesita definir si van a ser los propios usuarios quienes puedan crear equipos de Teams o no. Ya sabes que automáticamente cuando creamos un nuevo equipo en Teams se genera un Sitio de SharePoint con el mismo nombre y un grupo de Office 365 en el directorio activo.

Existen diferentes formas de gobernanza para la gestión de los equipos (de la cual hablaremos en un futuro), pero básicamente serán o los usuarios o únicamente un grupo de personas (normalmente de IT) los que crearán los equipos. Si la segunda opción es la que se establecerá o se ha establecido en tu empresa, los usuarios deben tener un proceso definido para poder solicitar crear nuevos equipos de trabajo.

Crear un nuevo equipo en Microsoft Teams

Una gobernanza de Teams innadecuada creará más caos del que había antes de adoptar la herramienta

La creación de estos espacios de colaboración debe tener una política establecida si queremos que la información esté correctamente organizada y no existan varios grupos de personas dedicados al mismo fin en equipos de Teams duplicados, así como archivos duplicados.

El propósito de los Equipos de Teams

Cuando se está adoptando Teams en una empresa (o cuando ya se ha adoptado), es posible que tengamos descontrolado el número de equipos, para qué sirve cada uno, cuál era el propósito inicial… Es algo bastante común, que si se deja a cualquier usuario crear nuevos equipos (sin sentido alguno), tengamos problemas de gobernanza a medio-largo plazo.

El departamento de IT, junto con el resto de departamentos, deben acordar qué equipos se deben crear y cuál va a ser el propósito de los mismos. De este modo, también se deben fijar los criterios para poder crear equipos nuevos (y eliminaros) en el futuro, como por ejemplo:

  • ¿Se podrán crear equipos por proyectos nuevos?
  • ¿O únicamente tendremos equipos por departamentos y áreas?
  • ¿Aceptaremos un equipo con dos o tres integrantes?
  • ¿Eliminaremos un equipo si no se conversa en él durante 6 meses seguidos?
  • ¿Se eliminarán los equipos que no tengan propietarios?

No se debería permitir consumir recursos de la empresa sin motivo alguno, creando equipos de forma indiscriminada (que puede pasar). La concienciación es uno de los primeros pasos de cara a la formación de los usuarios en el uso de la herramienta: ¿realmente necesito crear un nuevo equipo para esto?. En el caso de que los usuarios no puedan crear equipos y soliciten crear uno nuevo, es habitual que junto a la petición se adjunte el propósito del mismo.

Definir roles para mantener la coherencia a futuro

Es realmente importante, como en muchos otros aspectos en cualquier departamento de IT (pero en especial para el caso que nos ocupa), definir un comité de gobernanza de Microsoft Teams. Este comité, formado o no únicamente por usuarios de este departamento, tendrá el objetivo de mantener un uso coherente por parte de todos los usuarios.

Como uso coherente, será necesario establecer una serie de parámetros que se deberán cumplir para que exista un equipo de Teams. Parámetros tales como un nombre normalizado (p.e.: PR – 00001 | RRHH), nombres de canales igualmente normalizados, establecer al menos dos propietarios en cada equipo, eliminar canales si no son utilizados, archivar equipos cuando finalice el proyecto o llevar un control y revisión estricto de los usuarios que pueden acceder a cierta información son decisiones que se deben tomar y tener por escrito.

Aparte, por supuesto, de definir quiénes serán los propietarios de los equipos (p.e.: una persona de IT además del jefe del departamento/proyecto) el comité de gobernanza deberá estar claramente definido y realizar reuniones periódicas para asegurarse de que todo está bien organizado.

Como esta temática es bastante extensa y quedan aún muchos más puntos que tratar, continuaremos en artículos posteriores. ¡Estad atentos!

Te puede interesar

Microsoft lleva el nuevo Edge a más PC

Las empresas y las escuelas son conocidas en este mundillo por ser lentas actualizando su software. Estos pueden ser el último bastión...

Edge Canary y Dev ahora permiten exportar Colecciones a OneNote

En la Conferencia Build 2020 del mes pasado, Microsoft anunció que Microsoft Edge tendría la capacidad de enviar Colecciones a OneNote. Edge...

Windows 10 con la actualización de mayo de 2020 llega al 7% de uso en junio

Ha pasado ya algo más de un mes desde que los de Redmond comenzaron a implementar la última actualización de su sistema...

Así rendiría Surface Duo con Intel Lakefield

El dispositivo de doble pantalla de Microsoft, Surface Neo ya os contamos que podría retrasarse. Esto, en cambio, no significa que las...

El lanzamiento de las Tareas de Teams se retrasa

A principios de este año, Microsoft anunció un cambio de marca importante de la experiencia de Planner en Microsoft Teams. Como parte...

Mas leídas

Presentamos CloudMasters, el primer observatorio Cloud en el que colaboran profesionales de más de 100 empresas expertas en soluciones Cloud y Multicloud que operan en España.

Otros temas de interés

Los comentarios están desactivados

Actualmente estamos renovando MundoInsider. En breve volveremos a activar los comentarios. Disculpe las molestias